puedes encontrarme en

  • tempo - me recibe por las mañanas con un buenas noches me da los buenos días cuando aparezco por las tardes me ayuda a dormir me ayuda a despertar a hilar el día...

domingo, 22 de febrero de 2009

Las cosas caen por su propio sueño,

Le pont sur la ville, 1962 - Maria Helena Vieira da Silva
Las cosas caen por su propio sueño,

no tengo frío. Hay una temperatura

ambiente de cuarenta grados:

Pablo, camino a Damasco

cae del caballo, reaparece. Sostenerlo.

Sostener siempre lo anterior

no es estar enamorado de lo dicho:

estoy enamorado de ti. Pero su propio sueño,

el sueño de sí mismo, es lo que nos imanta,

amantes. Por si las cosas caen,

las cosas se levantan, iluminadas, andan.


Eduardo Milán
De: El nombre es otro (inédito)
Dentro de: Antología poética, Ed. Aldus, 1997 México


fractal: El nombre es otro de eduardo milán
poemas de: eduardo milán
ciudad de la pintura: maria helena vieira da silva
palazzo magnani: maria helena vieira da silva

archivo del blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com