puedes encontrarme en

  • aliento - Cálida se ajusta a mi mano. La traigo en mi bolsa sin pensar mucho en ella. Es sólo este pedazo de madera pulida con bordes redondeados sin sostén. Esta...

sábado, 22 de junio de 2013

Ofrenda al lobo cojo

Wolf, 1970 - Dame Elizabeth Frink
1


Vuelve a tu guarida
Avergonzado lobo cojo

Y allí duerme
Hasta que no se te congele el aullido
Y enmohezcan las injurias y mueran las hachas de la caza universal

Hasta que no se desplomen todos
Con las manos vacías
Y se muerdan la lengua de pena

Y los déspotas testaperros de puñal en la oreja
Y los batidores con el miembro viril sobre los hombros
Y los dragones cazadores devoradores de lobos

Me arrastro ante ti en cuatro patas
Y aúllo en tu honor
Como en tus grandes
Verdes tiempos

Y te ruego cuídate mi cojo divino
Vuelve a tu guarida


2


Me he extendido ante ti
Lobo cojo

Reposo entre tus estatuas
Deformadas e incendiadas
Y revestidas de barro

He caído entre ellas
Con el rostro en tus sacras ortigas
Y con ellas ardo

Mi boca está llena
De su carne de madera
Y de sus cejas doradas

Me he extendido ante ti
Dime con un chirrido que me levante
Lobo cojo

Lonewolf, 1981 - Colin Self

3


Recibe mis modestas ofrendas
Lobo cojo

Te traigo sobre mis hombros una oveja
Y un sorbo de hidromiel en los labios
Para que entretengas tus fauces

Y un poco de agua viva en mis manos
Para que te ejercites en el milagro

Y una corona de gladiolos
Hecha a la medida de tu cabeza
Para que no olvides quién eres

Y una muestra de las más recientes cadenas de lobo
Para que las estudies bien

Recibe mis ofrendas
Y no las disperses con tu cola divina
Lobo cojo


4


Vuelve tu mirada hacia mí
Lobo cojo

Y aliéntame con el fuego de tus fauces
Para que cante a tu nombre
Con la remota lengua de tilo

Traza en mi frente con tu garra
Dibujos y líneas celestiales
Para que llegue a se intérprete de tu silencio

Y muérdeme la mano izquierda
Para que me reverencien tus lobos
Y me proclamen su pastor

Vuelve tu mirada hacia mí
Y no fijes tus ojos en tu derribada estatura
Lobo cojo


5


Levanta la piedra de tu corazón
Lobo cojo

Y muéstrame cómo transformas
La piedra en una nube portadora de sol
Y la nube en un ciervo de dorados ojos

Y si no te cansa muéstrame
Cómo conviertes el ciervo en blanca albahaca
Y la albahaca en una golondrina de seis alas

Y muéstrame si aún te acuerdas
Cómo transformas la golondrina en una serpiente-fuego
Y la serpiente en una piedra preciosa

Levanta la piedra de tu corazón
Y colócala en el mío
Lobo cojo

A wolf, 1913 - Henri Gaudier-Brzeska

6


Deja que me acerque
Lobo cojo

Deja que te arranque
Tres pelos milagrosos
De tu cabeza triangular

Deja que toque con mi bastón
La estrella en tu frente y la piedra en tu corazón
Y la oreja izquierda y la derecha

Y deja que bese
Tu divina garra herida
Apoyada en la nube

Deja que me acerque
Y no me asustes con tu sagrado bostezo
Lobo cojo


7


Vuelve a tu guarida
Lobo cojo

Y allí duerme
Hasta que no cambie tu pelo
Y te crezcan nuevos dientes de hierro

Duerme hasta que los huesos de mis antepasados
No florezcan y se ramifiquen
Y perforen la corteza terrestre

Duerme hasta que no tiemble tu guarida
Y se derrumbe sobre tu cabeza

Duerme hasta que tu estirpe
De la otra parte del cielo
No te despierte con su aullido

Vuelve a tu guarida
Te visitaré y te asistiré en sueños
Lobo cojo


Vasko Popa
De: Sal lobuna
Dentro de: Vasko Popa Poesía, Traducción: Juan Octavio Prenz, Ed. Calamus/FCE, 2012 México


el placard: poemas de vasko popa
poem hunter: vasko popa
tate museum: dame elizabeth frink - wolf
tate museum: colin self - lonewolf
tate museum: henri gaudier-brzeska - a wolf

archivo del blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com